VERGÜENZAS Y DESACIERTOS.- Historia de un corrupto que quiere ser alcalde

Gianni.jpg

Gianni Castro Casanova Autor

Por: Gianni CASTRO CASANOVA

Hace varios meses que no me daba a la tarea de denunciar en esta columna, gustada solamente por unos cuantos, actos desvergonzados y cínicos protagonizados por políticos sinvergüenzas, protervos y zafios; hoy llegó el día de regresar a esa noble tarea de desenmascarar a auténticos mentecatos que, no solamente se han servido con la cuchara grande de cargos públicos, sino que, además, han conculcado directamente contra el patrimonio de los ciudadanos más indefensos.

En esta ocasión, llama nuestra atención el caso del trácala maestro en derecho procesal Víctor Edmundo Caballero Durán quien habría sido cómplice de un horrendo fraude contra personas de la tercera edad y, al amparo del poder público, elude brazo (en este caso muy corto) de la Ley el cual no logra alcanzarlo.

El corrupto Víctor Caballero Durán lismonea el voto el calles de Mérida

Ahora, en un acto por demás cínico y desvergonzado, pide el voto a los ciudadanos para convertirse en el próximo Mauricio Vila Dosal, que desvíe recursos a su bolsillo en detrimento de las arcas públicas.

El miedo no anda en burro, dice el refrán y, por ello, el primer día de campaña inició su recorrido con hombres que portaban armas de fuego; no vaya a ser que el grupo de defraudados de “Crecicuentas” le saliera al pasó para, como es su derecho, le reclamen el robo del cual fue cómplice y artífice.

Sin duda alguna creemos firmemente que esa sombra no le dejaría gobernar como es debido a una ciudad que está en crecimiento y que maneja recursos millonarios mismos que, dicho sea de paso, han saqueado las administraciones panistas.

Con pésimas propuestas de campaña, además, dudamos mucho que logre llegar a la silla edilicia pues la antipatía de la gente de bien del municipio le ubica perfectamente y, por si esto fuera poco, está ligado a los turbios intereses del oscuro Frente Único de Trabajadores del Volante.

Como secretario General de Gobierno, desvió recursos públicos mediante apoyos a “instituciones sin fines de lucro”, así que ojo, mucho ojo, pues tenemos a una verdadera joyita pidiendo el voto en Mérida.

Hasta Mañana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top