Trump y Clinton encabezan carrera electoral tras Supermartes en EE.UU

hilari.jpg

Washington.- El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton encabezaron ayer la carrera electoral en Estados Unidos tras alcanzar sólidas victorias en las elecciones primarias del Supermartes en Estados Unidos.

Los resultados de ambos contendientes en siete y ocho estados, respectivamente, los coloca como probables rivales para luchar por la presidencia de Estados Unidos en noviembre de 2016.

Pese a que sus rivales, el senador por Texas Ted Cruz y el senador por Florida Marco Rubio, se alzaron con victorias en tres y un estado, respectivamente, el magnate neoyorquino confirmó sus posibilidades de ser el abanderado de los rojos.

Mientras, Clinton con el fuerte respaldo de las minorías ratificó su favoritismo en el bando del partido que se identifica con el color azul y dejó al senador Bernie Sanders con victorias en apenas dos estados, Vermont y Oklahoma.

En un previsible enfrentamiento entre Trump y Clinton, la experiencia de esta última en varios cargos públicos pudiera inclinar la balanza a su favor en una elección presidencial que puede ser muy reñida ante un rival sin experiencia política pero, con un gran manejo de los escenarios y los medios de comunicación.

Encuestas recientes indican que Hillary vencería en noviembre 52 por ciento contra 44 por ciento a su rival, aunque el promedio de encuestas del sitio RealClearPolitics sugiere un 46,5 contra 43,5 a favor de la fémina.

En vista de esto, algunos expertos señalan que no se puede dar por sentada una victoria de Clinton por el solo hecho de que Trump sea su retador, ya que los republicanos, pese a sus diferencias, pueden unir sus filas ante la posibilidad de una debacle total.

Aunque el inversionista puso en crisis al establishment republicano, destaca su llamado a unir filas detrás de su candidatura, ante el poco empuje mostrado por sus colegas en la puja, Cruz y Rubio.

Trump es aparentemente inmune a los ataques ante sus reiteradas y controversiales declaraciones, pero tanto electores liberales como conservadores están cansados del establishment de Washington y buscan un cambio en las reglas y tradiciones electorales del país.

Las previsiones y lo que se mostró en el escenario electoral indican que los comicios de noviembre serán antecedidos por enfrentamientos hostiles, aunque Trump está obligado a moderar su lenguaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top