Trump, informal en su toma de protesta

Por: Juan Pablo TOPETE QUIJADA

Un Trump mal vestido fue el que presenciamos en la investidura oficial de toma de la presidencia por Donald Trump, esto el pasado 20 de enero en las escalinatas del Capitolio.  Previamente los Obama entregaron la Casa Blanca, apareciendo Melania Trump con un vestido de Ralp Lauren en azul blanco, de corte asimétrico al frente, con guantes y zapatos en juego y pelo recogido, en estilo vintage de los 60`s, ¿acaso en imitación de la Kenedy?  Por su parte Michelle Obama lució un vestido manga corta en profundo carmesí, pelo recogido, en un tono casual muy “ad hoc” para tal situación.

La personalidad de la primera dama norteamericana ha tenido algunos casos dignos de nombrar, como el muy clásico estilo de Eleanor Roosvelt, que dentro de lo tradicionalista no restaba fortaleza de carácter en decisiones de estado.  De ahí saltamos hasta Jacky Kenedy,  dia a dia sorprendiendo con innovaciones en moda, podría decir que influyendo hasta la primera dama actual, y antes de Michelle Obama quien también daba mucho que decir fue Laura Bush, con vestidos propios de Señora, y un tanto recordando a la Señora Roosvelt.

En estos protocolos del primer mundo, donde después de haber recibido la residencia presidencial se tuvo un acto religioso, pasando al protocolo oficial, donde si tenemos que comentar la falta de estilo del hombre más poderoso del mundo, pues en esta ocasión tratándose de protocolo oficial requería ir vestido en formal saco, presentándose de manera informal con solo corbata y abrigo ligero sobre el saco, cuando lo requerido era saco, en todo caso abrigo sobre el saco, y más informalidad aún porque en todo el acto oficial estuvo con los botones desabrochados, lo cual significa informalidad, si la vestimenta habla del individuo, ¿qué más se puede esperar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *