Si Vila Dosal traicionó a sus aliados también traicionará a los yucatecos | Armando Pacheco

armando-pacheco-barrera.jpg

El escritor y periodista Armando Pacheco, opina sobre los malos manejos de "El Sandwichero" Vila Dosal que utiliza a quienes no conocen su perversidad y cinismo político magistral

Mauricio Vila Dosal, el señorito de la sonrisa cínica y que anda presumiento desde antes del arranque de las “campañas electorales oficiales” sus “grandes” logros en su gestión como alcalde de la ciudad de Mérida, ha omitido señalar el descontento de los habitantes del poniente de la capital yucateca donde causó derrames considerables de agua potable en más de dos ocasiones y donde él no se hizo responsable por el mal trabajo de los empleados del Ayuntamiento de Mérida.

Además, tampoco le dice al pueblo yucateco que la mayoría de los regidores, en especial de extracción panista, establecieron el Programa de Estímulo Fiscal para la Construcción o Adquisición de Vivienda Vertical, con el que los propietarios reciben el subsidio total del pago de su predial.

El ahora candidato por la coalición PAN-MC en Yucatán para la gubernatura, presume con bombo y platillo su famoso centro cultural del Sur donde ya puso tallercitos de “arte” y algunos para que la gente se “entretenga”, dizque para curar el tejido social de esos rumbos. Lo que no dice es que ese espacio servirá para darle “chamba” a quienes lo apoyen en su campaña e impulsar, aún más, a un puñado de “creadores” que simpatizan con la ultraderecha de Mérida.

Y es que Mauricio “El Sandwichero” Vila Dosal no comenta pero ni por motivo alguno que en su gestión como alcalde se inauguraron varias sucursales de su franquicia de sándwiches llegando e incluso a Progreso, cuando que antes de ser siquiera candidato sólo existía la que estaba en la calle 59 con 60 y 62. No nos sorprendería que de ser gobernador se adueñara e varios lotes para fomentar sus tortas de jamón, queso y salamí de “primera calidad”.

Con todo ello, los yucatecos están abiertos a propuestas de los candidatos, sin embargo, es menester que se les informe de las triquiñuelas que realizan sobre todo aquellos que predican las “buenas costumbres”, pero que abajo de la mesa, hacen negocios jugosos en detrimento de los que menos tienen.

Por ello hay que reflexionar  sobre este personaje pues  si Mauricio Vila Dosal fue capaz de traicionar arteramente a panistas comprometidos, qué puede esperar el pueblo de Yucatán con este político junior; la respuesta será: La traición, sin duda alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top