Rosa Adriana Díaz impulsa el crecimiento real de los salarios

* La senadora por Yucatán avala
la desvinculación del salario mínimo
La  senadora Rosa Adriana Díaz
Lizama, 
con el senador José Rosas Aispuro Torres, 
también del Grupo
Parlamentario del PAN
La senadora Rosa Adriana Díaz
Lizama, secretaria de la Mesa Directiva del Senado, informó que esta semana se
aprobó en la Cámara Alta que se reforme la Constitución para desvincular el
salario mínimo de cualquier otra cosa que no sean remuneraciones.
De acuerdo con la legisladora, el
salario mínimo ha servido desde hace muchos años como unidad de medida para
establecer los pagos que los mismos ciudadanos deban hacerle al gobierno, como
obligaciones, créditos, derechos, contribuciones o sanciones administrativas o
penales previstas en las leyes federales, estatales o hasta reglamentos.
Durante el debate sobre el tema,
la senadora explicó que el salario mínimo se creó como un derecho humano social
para garantizar que la contraprestación mínima por el trabajo sea suficiente
para atender las necesidades de una familia, pero vincularlo o indexarlo como
unidad de referencia prácticamente acabó congelando el salario mínimo.
“Y es que claro, si se aumenta el
salario mínimo, todos los conceptos indexados aumentan en la misma proporción y
acaban generando más inflación. Y no queremos eso. Sin embargo, el gobierno
resolvió el problema inflacionario pauperizando el salario mínimo y tampoco
podemos seguir a ese costo”, subrayó Rosa Adriana Díaz.
“México es el único país de
América Latina que tiene los salarios mínimos estáticos y somos la única
economía importante de la región, cuyo gobierno no ha hecho nada para propiciar
la recuperación del salario. Desde el año pasado, los senadores del PAN fuimos
los primeros en proponer desvincular o desindexar el salario mínimo.
Finalmente, hasta ahora coincidieron todas las bancadas”, dijo.
“Pero también es importante decir
que la desindexación no significa un aumento automático del salario mínimo. Más
bien es el paso previo para una actualización real, para adecuarlo a la
realidad, a lo que están esperando los trabajadores mexicanos”, añadió.
“Se trata del primer paso para
mejorar el ingreso de las familias en México y sí hay un compromiso casi
explícito de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de aumentar su monto en
la siguiente revisión. Que no haya excusa para no aumentar lo suficiente”,
puntualizó.
Antes de fin de año
Aprobada en el Senado, la
propuesta se envió a la Cámara de Diputados, donde se espera un rápido trámite
para turnar la minuta a los congresos de los estados. La legisladora indicó que
el proceso concluirá antes de fin de año, para que en la próxima revisión anual
de la Comisión de Salarios Mínimos ya esté desincorporado.
“Consideramos que si los
trabajadores ganan más dinero, crece el mercado interno y a la larga se generan
nuevos empleos y la consolidación y creación de nuevas empresas, que a su vez
permite más empleos y mejor pagados y así sucesivamente”, remarcó.
Rosa Adriana Díaz aseveró que en
México se percibe el segundo salario mínimo más bajo en toda América Latina y
que el poder adquisitivo del salario perdió el 70 por ciento de su valor entre
1976 y el año 2000.
“México se mantiene como un caso
atípico de inercia y congelamiento salarial” afirmó
Subrayó que con las
administraciones federales del PAN el salario se mantuvo más o menos establece
y al inicio de la actual administración continuó el proceso degenerativo.
La senadora yucateca indicó que
los legisladores propusieron crear un nuevo instrumento: la Unidad de Medida y
Actualización (UMA) para sustituir al salario mínimo a la hora de determinar la
cuantía del pago de las obligaciones previstas en las leyes. La UMA será
determinada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *