Rescatan a un equino desnutrido y lastimado

Ayuntamiento-03.jpg
* Primera intervención de
la Unidad de Protección Animal (UPA) del Ayuntamiento de Mérida en su
jurisdicción
El animal fue rescatado de las manos torturadoras
de “su amo”
Desnutrido y con las patas lastimadas, durante tiempo indefinido,
“Pitufo” de apenas tres años y medio de edad, cumplía jornadas
agotadoras arrastrando con dificultad pesada carga -de más de 200 kilos-
durante varios kilómetros todos los días, y en lugar de “recompensa”
recibía azotes para que camine más rápido.
Se trata de un jamelgo, que era víctima de maltrato
recurrente a cargo de su propietario, Isidro A. C., “tierrero” de
oficio. Hoy el animal tuvo el alivio de sentirse libre de tanto peso al ser
rescatado por agentes de la Unidad de Protección Animal (UPA), de la Policía
Municipal de Mérida.
El caso de “Pitufo”, como lo bautizaron los agentes
que se encargaron del rescate, fue reportado de manera anónima por un alma
caritativa a la jueza calificadora, Thelma Guadalupe Rivero Flores, quien de
inmediato notificó a la Unidad de Protección Animal.
Enterados del hecho, a las 8:50 horas, los agentes policiales
del Ayuntamiento de Mérida acudieron a la calle 77, entre 68 y 70, a unos pasos
del parque de La Ermita, en donde fue localizado el equino, cumpliendo su
forzada “jornada laboral”.
En su primera intervención de rescate animal en su
jurisdicción, lo que los agentes de la UPA hallaron fue un caballo a simple
vista desnutrido que llevaba consigo el peso de la carreta y su cargamento de
aproximadamente 200 kilos de tierra para jardín, y al propietario.
Además, por los arreos que le fueron amarrados de forma
rústica presentaba laceraciones, así como heridas profundas en una pata, al
parecer por una deficiente aplicación en los herrajes y que, según se podía
observar le causaban dolor al caminar.
El resultado de la revisión: existe la presunción de maltrato
animal establecido en la ley.
Por tal motivo, los agentes policiales decomisaron al equino
y por medio de un remolque especial lo transportaron a los patios de la Policía
Municipal donde un veterinario del Centro Municipal de Control Animal (CEMCA)
certificó el estado del animal.
La jueza explicó que el caballo quedó en disposición temporal
para que se le haga una revisión completa y detallada de su estado de salud y
anticipó que con base en el reporte de los veterinarios del CEMCA, se
determinará si se devuelve a su propietario o se le retiene definitivamente.
La carreta y el cargamento fueron devueltos a su propietario,
pero la jueza analizará con mayor detenimiento la situación legal del
propietario del equino.
El director de la Policía Municipal, Mario Arturo Romero
Escalante enfatizó que esta acción fue gracias a al reporte que hizo un
ciudadano lo que evitó que el animal siguiera sufriendo.

Invitó a los meridanos, que viven en el primer y segundo cuadro de la
ciudad, que llamen a la corporación o a Ayuntatel, al 924 4000, cuando tengan
conocimiento de casos similares para que sean atendido por la Unidad de
Protección Animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top