EN PRIVADO.- La foto que faltó el domingo

Por: Joaquín LÓPEZ-DÓRIGA

Es muy buena candidata, hasta que empieza a hacer campaña.

Florestán

Me dicen, he escuchado, que la reacción de Andrés Manuel López Obrador a los resultados electorales que el domingo no le favorecieron en el Estado de México, es el preludio de lo que será 2018, y difiero.

Desde el pasado 5 de mayo, a media campaña, algo debió registrar, le contaba el otro día, que alteraba sus cálculos, tanto, que dejó a un lado su decisión de ir solo con Morena y rechazar cualquier tipo de alianza, con el PRD ni a la esquina por ser parte de la mafia de poder y del PRIAN, repetía, y planteó su primer ultimátum para que Juan Zepeda declinara a favor de su candidata Delfina Gómez. Luego haría cuatro ultimátums más que fueron rechazados uno tras otro.

Los ultimátums, además de arrogantes fueron ineficaces por un error de tiempo, a media campaña, y de forma, declinación.

La propuesta, negociación política que no ultimátum a declinar, tenía que haber sido cuando el PRD se lo planteó y él desdeñó, mucho antes de candidatos y campañas y en forma de alianza, porque lo que exigía era una rendición incondicional con resultados inciertos para el declinante, Zepeda y PRD, y por eso no prosperó.

De haber formado en sus tiempos una alianza Morena- PRD, por ejemplo con Zepeda como candidato, el triunfo se hubiera resuelto desde hace semanas, pero no quiso y, de nuevo, la división de la izquierda sirvió al PRI y a su victoria por casi tres puntos de ventaja, de acuerdo con el PREP, lo que le ha servido para desconocer resultado, autoridad electoral, números y denunciar el fraude.

Por eso no estoy de acuerdo con que esto sea solo un adelanto de lo que veremos en 2018, es una repetición de lo que ya vimos en 2006 y en 2012, y volveremos a ver el año que viene.

Por lo demás, el domingo faltó una foto: la de López Obrador al lado de Delfina, cuando por la noche salió desprotegida, como abandonada, acompañada apenas de unos desencajados Yeidkol Polevsky y Miguel Barbosa, recién llegado, para agradecer a votantes y medios, lo que él no hizo.

Allí tenía que haber estado dándole respaldo, cobijo, apoyo, como en campaña, no enviando videos a distancia, que los podía haber mandado desde aquel epicentro.

RETALES

1. ALCALDÍAS. La alianza PAN-PRD arrasó en las elecciones para gobernador de Nayarit con más de 11 puntos de ventaja, y en Veracruz al ganar 112 de los 212 municipios. ¡Ah, si se hubieran aliado en el estado de México!;

2. CESIÓN. Ante las críticas de Margarita Zavala y de Rafael Moreno Valle, la noche de las elecciones, Margarita dijo que el Estado de México había sido un desastre estrepitoso y lo culpó, Ricardo Anaya dijo que abrirá la sucesión al interior del PAN para que gane el mejor, él compitiendo, por supuesto; y

3. PRESOS. No hay antecedentes de siete ex gobernadores presos, como ahora: los priistas Mario Villanueva Madrid, Andrés Granier y Jesús Reyna, y el panista Guillermo Padrés, en cárceles mexicanas, y detenidos para ser extraditados, Tomás Yarrington, en Italia; Javier Duarte, en Guatemala, y Roberto Borge, en Panamá.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *