MOLÉCULA REDUCE RIESGOS DE CÁNCER DE PRÓSTATA

  • Un estudio en fase tres reporta que una combinación de fármacos disminuyó 38 por ciento la probabilidad de fallecer en sujetos que ya tienen metástasis

México.- Los resultados del estudio clínico en fase tres llamado Latitude reportaron que  hombres recientemente diagnosticados con cáncer de próstata metastásico pueden reducir 38 por ciento las probabilidades de morir con una nueva molécula llamada abiraterona (Zytiga), informó Karim Fizazi, investigador principal de la investigación y jefe del departamento de Oncología Médica del Instituto Gustave Roussy.

Las investigaciones, abundó Fizazi, destacan que esos enfermos, sin haber recibido tratamiento hormonal previo y con  factores pronósticos de alto riesgo, aumentaron 53 por ciento el control del padecimiento y se detuvo su progresión.

Asimismo, aminoró en 30 por ciento el riesgo de dolor, fracturas y otros eventos relacionados con el esqueleto, cuando al acetato de abiraterona se adiciona prednisona (deprivación o supresión androgénica conocida como ADT, por su sigla en inglés).

Nueva molécula

La abiraterona (Zytiga), fabricada por laboratorios Janssen, combinada con la prednisona, la terapia antihormonal de referencia para los hombres a los que se les acaba de diagnosticar un tumor en la próstata que ha hecho metástasis, permite también retrasar el avance de este cáncer agresivo en un promedio de 18 meses.

Además, disminuye en 66 por ciento el riesgo de recibir quimioterapia en el futuro, agregó  Fizazi, tras recordar que en México, de los más de 233 mil nuevos casos de cáncer de próstata detectados en 2014, 12.65 por ciento fue mortal.

En el contexto del Día Mundial del Cáncer de Próstata, que se conmemoró ayer, el investigador aseguró que los resultados obtenidos con mil 200 pacientes de 34 países, entre febrero de 2013 y diciembre de 2014, permitieron establecer que “el acetato de abiraterona, en combinación con la terapia de deprivación de andrógenos más prednisona, mostró mejoras estadísticamente importantes y clínicamente significativas”.

Con ello, comentó, existe alta probabilidad de que el cáncer de próstata deje de ser en México la segunda causa de muerte por tumores malignos en hombres de 65 años o más, con casi 5 mil defunciones anuales, es decir, 14 por día.

El estudio consistió en adicionar acetato de abiraterona más prednisona a la terapia actual de tratamiento y sus resultados fueron presentados durante la 53 Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) 2017, en Chicago, Estados Unidos, por Janssen Research & Development.

Incidencia en aumento

El especialista añadió que la incidencia del cáncer de próstata metastásico no tratado previamente con hormonas está aumentando y representa aproximadamente 3 por ciento de los casos en Estados Unidos, alrededor de 6 por ciento en Europa, cerca de 60 por ciento en la región Asia-Pacífico, y alrededor del 40 por ciento en América Latina.

“Las mejoras en el cuidado y tratamiento del cáncer de próstata en todas las etapas de su avance son vitales. Esto es especialmente cierto para aquellos hombres que se enfrentan a un cáncer metastásico de alto riesgo, que es un tipo de tumoración tradicionalmente difícil de tratar”, abundó Marco Gottardis, vicepresidente del área de ese tipo de neoplasia en la farmacéutica Janssen.

“El Zytiga no solo prolonga la vida, sino que reduce 70 por ciento el peligro de recaída y en 50 por ciento el riesgo de complicaciones óseas. Pensamos que el tratamiento estándar de los pacientes que acaban de recibir un diagnóstico de cáncer agresivo de próstata debería cambiar”, opinó Gottardis.

Al respecto, Fizazi destacó que hay una “enorme necesidad no satisfecha de mejorar el tratamiento de los hombres que acaban de ser diagnosticados de un cáncer metastásico de próstata, que actualmente mueren en menos de cinco años”.

Los resultados, de acuerdo con el investigador, resultan alentadores, ya que desde hace 70 años los tratamientos dirigidos a tratar cáncer de próstata no han tenido evoluciones mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *