La solución al reto energético mundial consiste en el almacenaje – Amílcar Sala

– Casi toda la energía consumida en la historia del planeta tiene origen en el sol, por lo que únicamente nos hemos ido adaptando a la forma en que se aprovecha y se consume, señala el empresario mexicano.

Aunque no lo parezca, casi toda la energía del planeta tiene su origen en el sol, incluyendo la que proviene de combustibles fósiles, que no es sino energía solar diferida, afirma tajante el académico mexicano Amílcar Fernando Sala Arceo, quien pone como ejemplo a seguir el desarrollo alcanzado por Tesla, la empresa de autos alimentados por baterías eléctricas.

El también empresario en el sector de las energías renovables, explica que aunque la industria de los hidrocarburos sostendrá aún por décadas la mayor parte de la demanda mundial, es tiempo de acelerar las inversiones en los diversos tipos de generación alternativa con menor impacto ambiental.

“La historia del desarrollo económico mundial es la crónica del aprovechamiento de la energía solar acumulada, como es el caso de los grandes yacimientos de petróleo y gas, que fueron producto de un complejo proceso que arranca en la era paleozoica, mediante la transformación de la flora y la fauna que en su momento fueron alimentados por la estrella del sistema solar. Se trata de un proceso que lleva ya más de cuatro mil 500 millones de años”, resume.

“En el futuro estaremos siguiendo el modelo trazado por empresas como la automovilística Tesla, basado en el almacenaje energético mediante baterías, con las que se cubrirían las necesidades mundiales en un proceso que mire más a la naturaleza y menos a la tecnología”, apunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *