El Septeto Santiaguero pone a bailar a Yucatán

Gobed-053.jpg
* La agrupación mundialmente reconocida consolida su
éxito en el FicMaya 2015
Con montuno y guaracha el Septeto Santiaguero
hizo bailar a los presentes en el parque de Santa Ana
El son montuno y la guaracha, ritmos caribeños
ejecutados magistralmente por el Septeto Santiaguero, inundaron el parque de
Santa Ana, uno de los foros más representativos del Festival Internacional de
la Cultura Maya (FicMaya) 2015 y en el que los integrantes de la famosa
agrupación cubana hicieron gala de su talento.

Tras deleitarse con la Insuperable
Orquesta Aragón, la comunidad yucateca y centenares de paisanos de los
artistas, que viajaron de Campeche y Quintana Roo para ser parte de esta
velada, aplaudieron la presentación del conjunto, que abrió su espectáculo con
el tema “Sabroso”.
Así comenzó un recorrido por
diferentes vertientes de la música popular de la isla, dando cabida a
compositores clásicos de este género como Miguel Matamoros o Ñico Saquito,
entre muchos otros, quienes volvieron del recuerdo con arreglos renovados de
este proyecto, que surgió en 1995 y cuyo trabajo tuvo varias nominaciones al
Grammy Latino.
A ritmo del tres cubano, base
del estilo de este grupo, los asistentes disfrutaron de piezas icónicas de ese
país, con alma de bolero, son, danzón y guaracha.
El Septeto Santiaguero tiene
una presencia importante en Alemania, Argelia, Austria, Bélgica, Croacia,
Eslovenia, España, Francia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Italia, y aquí en
México, donde han actuado en recintos de prestigio.
Además, su calidad ha sido
reconocida en eventos de relevancia, entre los que destacan La Fiesta de San
Fermín en Pamplona”, la Expo 2000 de Hannover, el Festival Jazz Rally de
Düsseldorf y el World Music Festival de Colonia, por mencionar algunos.
El cine no ha escapado del
gusto de estos músicos, quienes en 2010 figuraron en el largometraje documental
“Los reyes del son” de Positivation Films-USA, donde compartieron
créditos con las también estrellas cubanas Roberto Nápoles y Reynaldo Creagh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top