Destapa revista chilena fraude en Montepío Luz Saviñón

luz-saviñon-fraude.jpg

• Los directivos de la empresa prendaria son exhibidos en sus malos manejos

Para sorpresa de muchos, sobre todo por la distancia de nuestro país. En semanas pasadas la reconocida revista chilena católica “Valor Cristiano” dio a conocer una serie de artículos donde se dan a conocer supuestos malos manejos, fraudes y abuso de confianza de los actuales directivos de la casa de empeño “Montepío Luz Saviñón”

Conforme a lo que reporta la revista el Director General, Roberto Kiehnle, “habría traicionado la confianza del patrono Presidente, el reconocido y noble empresario Ernesto Moya Pedrola al haber estado aceptando por diferentes vías no legales prendas de alto valor, no originales, que posteriormente sacaron a remate. Defraudando a más de 40 personas que depositaron su confianza en esta institución”

Incluso da números de averiguaciones previas como la FCY/COY-1/UI-1C/D/01756/08-2015 donde afirma el editorial que existe un “enorme fraude, pero este no pudo ser perseguido hasta el final porque se deshicieron de varios materiales apócrifos.” Algo que llama poderosamente la atención.

El modus operandi de este fraude era “que varias personas recibían relojes que eran replicas sin ningún valor, por lo que los imputados (empleados en conjunto con funcionarios) recibían en prenda estos relojes simulando que eran artículos originales asignando un valor como si fueran auténticos así como aumentando su valor de empeño para relojes de menor valor.”

Lo crítico es que por parte de Montepío Luz Saviñón, en especial por el Director General, se habría dado la indicación de no continuar con la prosecución de del citado expediente ya que en el momento donde se deberían presentar las réplicas sin valor para acreditar ante más autoridades este fraude, la institución informó que no sería posible en virtud de que MLS ya no contaba con las piezas, indicando que algunas de ellas se habían vendido en subastas por instrucciones del Director de Finanzas Javier Miranda.

Recordemos que este no es el primer señalamiento de prácticas irregulares que se hace a esta institución. En 2014 luego de una serie de verificaciones sorpresa la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausuró varias sucursales de otras casas de empeño por falta de documentos que acreditaran la propiedad de varias prendas, pero el caso de Montepío fue más crítico, porque recibieron una fuerte multa al negarse a ser verificados, hecho que da más argumentos para sospechar que esta acusación es verdad.

¿Sabrá el patrono mayor Ernesto Moya lo que sucede?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top