Berumen abandona a encuestador en Quintana Roo

* Lo deja a  su suerte y se niega a regresarlo a Mérida
* Permanece sin comida e
incomunicado en Nuevo Valladolid, Quintana Roo
* El jefe del proyecto de
investigación, Jair Villanueva, será denunciado penalmente por el hecho
La casa encuestadora “Berumen y Asociados, S.A. de C.V.” abandonó a su
suerte a uno de sus encuestadores en Quintana Roo
A gritos, insultos y mentadas
de madre, Jair Villanueva, jefe de un proyecto de investigación de la empresa
consultora “Berumen”, dejó abandonado a José Arturo López Trejo en la ciudad de
Cancún, Quintana Roo, sin dinero, comida y sin medio de transporte para
regresar a Mérida, ciudad en la que vive.
Al parecer, López Trejo fue
víctima de la delincuencia que pernea en el puerto quintanarroense. Le asaltaron
y el delincuente se llevó consigo un teléfono celu7lar que era propiedad de la
referida empresa encuestadora, lo que desató la ira del jefe de proyecto quien
insultó a la víctima y le abandonó a su suerte.
Como pudo, valiéndose de la
caridad de los automovilistas que atraviesan la carretera federal, López Trejo
logró llegar, la noche de ayer lunes, al poblado de Nuevo Valladolid, a 120
kilómetros de Valladolid, Yucatán, donde pernoctó en una vivienda en la que le
dieron asilo.
Hasta el momento, el infortunado
encuestado permanece varado en dicha comunidad, con la esperanza de que se
resuelva su situación, ya que son pocos los vehículos y las personas dispuestas
a tenderle la mano en su tragedia.
La empresa no responde
Al comunicarse con la
empresa, el señor Candelario Escalante indicó que la culpa fue del trabajador
por no presentarse en tiempo y forma a la salida del grupo, lo cual es una
escusa demasiado poco creíble ya que nunca las encuestadoras serias abandonan a
las personas.
Al respecto, Escalante
defendió a capa y espada a Villanueva, tratando incluso de negar que López y
Villanueva se conocen.
En tanto, Arturo López espera
lograr un regreso a la ciudad de Mérida hasta el día de mañana, miércoles 4,
luego de recibir apoyo económico de sus familiares, quienes aún no están
enterados del incidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *