10 tips para educar a tus hijos económicamente

Fabian Narvaez

Por Fabián Narváez Tovar

Dale a tus hijos un mejor futuro financiero al ayudarlos a entender el dinero – cómo ganarlo, gastarlo, ahorrarlo e invertirlo. Aquí hay 10 cosas que puedes hacer para reforzar la aptitud financiera de tus hijos.

1.- Diles de dónde proviene tu dinero.

Los niños deberían entender la relación entre trabajo y dinero, es por eso que hablarles acerca de tu trabajo es la introducción ideal. No necesitas decirles necesariamente cuánto dinero ganas, pero explícales, por ejemplo, cómo te pagan (por hora, salario o comisión) y qué factores influyen en tu cheque de pago.

2.- Dales una mesada.

Los niños están ansiosos por sentirse independientes en términos financieros, y una mesada es una maravillosa manera para empezar. No lo micro gestiones. Déjalos cometer errores, pero utiliza esos errores como oportunidades para hacerlos entender los peligros de las compras impulsivas así como también la importancia de tener un presupuesto y ahorrar. (Mira los tips 4 y 5 debajo)

3.- Enséñales a que gasten su dinero de manera sensata.

Usa tus experiencias del día a día para enseñarles a tus hijos cómo gastar de manera cuidadosa e inteligente. Háblales acerca de cuánto cuesta cada cosa y la diferencia entre necesitar y querer. Explícales todos los factores que consideras al hacer compras. En el supermercado, por ejemplo, compara precios entre productos de marca y genéricos; cuando compras un vehículo, saca el tema de los gastos post-compra como los intereses y costos de operación. Y háblales de por qué tú adelantas ciertos tipos de gastos, como por ejemplo no salir a comer para ahorrar dinero para unas vacaciones o para la educación de tus hijos.

4.- Ayúdales a crear un presupuesto.

La mayoría de los niños tienen la necesidad de aprender a ahorrar, y eso significa que deben aprender a hacer un presupuesto. Haz que rastreen sus ingresos (mediante su mesada, trabajo u otras fuentes) y cuánto gastan en la semana, y repásalo con ellos. Definitivamente diles que dejen un ahorro en su presupuesto: Ahorrar al menos 10% de lo que reciben es un buen comienzo para empezar.

5.- Iguala sus ahorros.

Una de las maneras más fáciles de alentar a tus hijos a ahorrar es proponerles lo siguiente: Diles que tú igualarás el dinero que ellos pongan en su cuenta de ahorro. Utiliza una cuenta de ahorros verdadera en cualquier banco, eso lo hará “oficial” y generará intereses.

6.- Déjalos que ayuden en los gastos de la casa.

Solicita ayuda a tus hijos mayores en las tareas administrativas como ayudar a pagar los gastos de la casa. Deja que ellos abran los sobres y te lean las facturas que hay que pagar mientras tú los pagas en línea o mientras haces el cheque, y enséñales como llevas tus gastos. Inclusive los niños pequeños pueden ayudar al pedirles que cierren los sobres y le peguen la estampilla. Tus niños van a sentir que están contribuyendo al manejo de la casa, van a aprender a apreciar los costos de vivienda. También será un buen ejemplo para ellos de un buen manejo de las finanzas.

7.- Ayúdalos a establecer metas financieras y explica los contrastes.

Cuando tus hijos lleguen a la edad de 12 o 13 años, deberías de empezar a enseñarles acerca de la diferencia crítica entre las metas a corto y largo plazo. Sus gastos se vuelven mayores (videojuegos es un gran ejemplo) y pueden requerir más de una mesada semanal, así que ellos necesitarán ahorrar y planear su compra. Ahora es el tiempo para hacerlos pensar en el ahorro para cosas que en el futuro tendrán que afrontar como la compra de un auto, entre otras cosas. En el mundo de hoy, ningún niño puede afrontar pagarse la universidad, pero puedes crearles conciencia de lo que puede llegar a costar y así motivarlos académicamente (ganarse una beca) así como financieramente (ahorrar).

8.- Enséñales a usar el crédito sabiamente.

Comparte con tus hijos las buenas y malas formas de utilizar el crédito. Puedes empezar con tus hijos mayores al hacerlos un usuario autorizado de tu tarjeta de crédito (si son lo suficientemente responsables para manejarla), pero asegúrate que esto sea un ejemplo práctico y no una licencia para gastar. Cuando estén listos para tener su propia tarjeta, considera una con un límite mínimo o una tarjeta prepagada. Repasa sus estados de cuenta cada mes, discutiendo cada gasto, cuota y tasas de interés, y asegúrate que tus hijos entiendan las consecuencias de tener saldos negativos y las cuotas por pagar tarde.

9.- Presiona el valor del interés compuesto.

Asegúrate que tus hijos escuchen el mensaje sobre el “poder del interés compuesto”. Empezando por los ahorros y sacando ventaja del efecto de los intereses, así pavimentando el camino para un futuro financiero sólido. Y recuérdales que también aplica con los créditos: un interés compuesto pueden convertir un balance pequeño en una deuda enorme.

10.- Habla poco, escucha mucho.

La vida cotidiana está llena de oportunidades para enseñarles a tus hijos acerca de dinero, pero las mejores oportunidades para ellos provienen de sus preguntas y dudas. Escúchalos y ayúdalos a entender el camino correcto. Anímalos cuando hagan algo inteligente y no les reproches demasiado cuando cometan un error. Recuerda que el objetivo es enseñarlos a ser inteligentes en cuanto a dinero se refiere y alentarlos a acudir a ti para un consejo.

Fabián Narváez Tovar es el CEO de Angolfo, tiene un titulo en Contaduría Publica así como una maestría en Administración de Negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *